Perros de Terapia

El perro de terapia es un animal entrenado desde temprana edad para formar parte de procesos educativos y terapéuticos. Carece de agresividad y es entrenado para tolerar movimientos bruscos, jalones de pelo y otras cosas que un perro normalmente no soportaría. Los perros serán entrenados mediante el adiestramiento positivo, atendiendo su seguridad física y emocional y permitiéndole aprender a su ritmo y evitando emplearlo en terapias antes de que el animal alcance su madurez. Para considerar entrenar a un perro para que se utilice como terapia hay que asegurarse de sean equilibrados, tengan un comportamiento predecible, tengan excelente obediencia y resulten adecuados para las tareas que van a cumplir y tengan capacidad de inspirar confianza. Además, no deben dar señal de ser peligrosos ni incomodar a las personas alrededor de ellos. Es importante recalcar que los perros de terapia también tienen derecho a una buena calidad de vida y no se debe menospreciar el bienestar del mismo con tal de continuar con la terapia.

La Terapia Asistida con Animales (TAA) está diseñada para mejorar el funcionamiento físico, social, emocional y/o cognitivo y puede ser individual o en grupo. Está dirigida y/o desarrollada por un equipo profesional de la salud experto en la materia. Los perros de terapia, ayudan a contrarrestar el bajo ánimo, la sensación de soledad o de sentirse aparte del mundo, lo cual los hace muy efectivos para tratar personas con depresión. Además, reducen el estréselevan la autoestima, proporcionan propósito de vida, promueven la interacción social y ejercitan el afecto. El contacto físico con el perro tiene un efecto calmante que lleva al paciente hacia sus recuerdos positivos, segregando serotonina y endorfinas. El perro de terapia le da al paciente la sensación de sentirse necesitado y amado, promueve el ejercicio y juego y en algunos casos el paciente comienza a hablar con el perro lo cual le permite el desahogo y liberación de emociones guardadas.

La terapia con perros originó en la Segunda Guerra Mundial cuando el militar William Wynne adoptó a una perra Yorkshire Terrier en Nueva Guinea y la nombró Smoky. Poco después de esto William Wynne sufrió de un dengue que lo hospitalizó y entonces sus amigos llevaron a Smoky al hospital para animarlo. Al ver el efecto que Smoky tenía en los soldados las enfermeras empezaron a dar rondas con Smoky para animar y sanar más rápidamente a los soldados. Luego de regresar de la guerra Smoky continuó siendo una perra de terapia para los veteranos en Estados Unidos.

Para conocer más sobre perros de terapia en Puerto Rico y como tu perro puede participar puedes contactar la Federación Canófila de Puerto Rico o unirte a nuestro grupo Baduko Therapy Dogs.

Comments

  1. Cynthia

    M encanto este reportaje ya que mi perro esta en camino a eso.Pueden enviarne esta info a mi email.

  2. Gretel

    Me gustaria saber como es el proceso. Mi perrito es muy sociable aun con personas extrañas y otros perros. Ademas de que trabajo en un Hospital y seria de gran ayuda.