Dogo Argentino

El Dogo argentino tiene su origen en la provincia de Córdoba. Raza creada por el Dr. Antonio Nores Martínez, un médico y gran conocedor de la genética. Su pasión por los perros en 1928 lo llevo a establecer las bases y un estándar para una nueva raza de perro a la que llamo Dogo Argentino. Al principio era considerado como un perro de pelea, pero el Dr. Nores Martines al llevarlo a uno de sus viajes de caza descubrió las habilidades de el Dogo Argentino para la caza, convirtiéndose así en su compañero clave para todas sus excursiones y desde entonces se convirtió en un excelente perro de caza. Características como su fuerza, tenacidad, sentido del olfato y valentía lo convierte en el mejor perro entre los utilizados para la caza de jabalíes, pecaríes, pumas y otros depredadores. En 1973 la raza fue aceptada por FCI como la primera y única raza argentina, gracias a la gran pasión, trabajo y esfuerzo del Dr. Augustin Nores Martínez, hermano y sucesor de su creador.

El Dogo Argentino es caracterizado por su cuerpo musculoso y fuerte, por lo que claramente es un perro que necesita correr diariamente, le gusta estar al aire libre y en un espacio bastante amplio. Es un perro de tamaño mediano, conocido por su tenacidad, coraje y fuerza.  Tiene un pelaje uniforme, corto, liso y suave, de color completamente blanco. Sus ojos son oscuros o color avellana. Mandíbulas muy fuertes, con labios finos y un excelente sentido del olfato. El pecho es ancho y profundo. La cola es larga y gruesa. El macho debe medir entre 65 a 72 cm y la hembra entre 60 a 63cm. El peso del macho debe ser entre 45 a 55 kg y la hembra entre 40 a 43 kg.

Estos perros son muy sociables ya que han sido criados específicamente para poder socializar con otros perros, por lo que trabaja bien en equipo. Su relación con los niños es buena. Su aspecto y temperamento son típicos de un perro guardián, siempre alerta y sensible. La educación de esta raza debe ser dulce, si es entrenado para atacar o ser violento puede llegar a ser un verdadero peligro, incluso para su amo. Es necesario que sean entrenados responsablemente para que aprendan a controlar su fuerza. Se debe ser constante, paciente y socializarlo desde el primer día. Un entrenamiento firme y consistente permitirá que no sea territorial.

Para conocer más de esta raza visita http://www.akc.org/dog-breeds/dogo-argentino/

 

 

Comments

  1. Ninibeth

    Amo la raza Dogo Argentino.. Tengo uno. No solo protegen a su familia y territorio. También son sociables y bien cariñosos. Les gusta dar besos a todos y jugar ☺️